ANÁLISIS

DETRÁS DE LA NOTICIA: 1 de 4 mexicanos no tiene qué comer; revolución por hambre

Alfredo Martínez de Aguilar

* Un pueblo con hambre y sed físicas, y por tanto urgido de justicia social, no entiende de miedo a morir o finalmente lo pierde al entender que cada día muere lentamente por falta de alimentos.

* Pedimos a los jefes y oficiales del Ejército y de la Fuerza Aérea hicieran llegar nuestra gratitud al General Secretario, Salvador Cienfuegos Zepeda, por el combate al hambre y la desnutrición.

Oaxaca, Oax.- Las frías cifras estadísticas aportadas como datos duros por la Directora del Banco de Alimentos de Oaxaca (BAO), Dulce Aragón García, con motivo de la XVI Colecta Anual Casa por Casa “Alimenta 2018”, son verdaderamente dramáticas y peligrosas en el mundo y en México.

Leer más...

LAS ELEGIDAS

Luis, el chef oaxaqueño que llevó los tacos a Israel

PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Jueves, 30 de Agosto de 2018 09:00

Su negocio recibe de 200 a 400 clientes en un día; este proyecto nació de “una historia de amor”, relata

Los tacos preparados al estilo oaxaqueño con tortilla de maíz, las aguas frescas tradicionales, así como helados y churros son parte de la gastronomía que ya invadió Israel. ¿El autor?

Un chef oaxaqueño que en julio abrió las puertas de  Tacos Luis, un local  que en menos de dos meses se  ha convertido  en referencia de la comida mexicana en la ciudad de Jerusalén.

Recibe al menos 200 clientes al día. Se trata de la iniciativa de Luis Cruz Salinas Hernández y  su esposa Leah Stoffer.

En entrevista telefónica con EL UNIVERSAL, Luis, originario de la ciudad de Oaxaca, cuenta que la idea de impulsar los tacos en un país oriental no es casualidad, pues estudió la licenciatura en Gastronomía, la cual concluyó en 2007.

Después, comenzó a abrirse paso en el ámbito  gastronómico y fue contratado en restaurantes de prestigio, como Casa Oaxaca y Pitiona. Su profesión también lo llevó a cocinar para ingenieros foráneos en una mina en San José de Gracia, San Pedro Totolápam.

El inicio de la historia

Si bien la formación de Luis fue vital para que los tacos aterrizaran en Israel, el oaxaqueño explica que el detonante fue “una historia de amor”.

Cuenta que su madre renta cuartos para extranjeros en el centro de la ciudad, habitaciones generalmente ocupadas por estadounidenses, pero que  “de  vez en cuando llegan europeos o de otras partes del mundo”.

—Un día llegó una joven y se hospedó; dijo que recién había terminado su etapa obligatoria en el Ejército, y tras ello sus padres le dieron permiso de viajar por el mundo. No le tomé importancia en casa, sino después que nos vimos en el centro de la ciudad. Ahí platicamos de nuestras aciones, de nuestros planes, cuenta Luis.

Así fue como Luis conoció y se enamoró de Leah, quien lo invitó a viajar a Nueva York, donde ella trabajaba en una panadería. En 2011 partieron y se instalaron por cinco años en esa ciudad norteamericana.

Ahí, el oaxaqueño se convirtió al judaísmo, gracias a un rabino radicado en esa ciudad; luego se casó con Leah y vino el primer hijo. —Trabajamos juntos en la panadería, sólo repostería francesa; ahí fue donde aprendí otra etapa del arte culinario y  comenzamos a planear lo propio, platica Luis desde Jerusalén.

Un palomazo, el origen El chef expone que el proyecto nació entre él, su cuñada y su esposa, pues pensaron en abrir un negocio de comida mexicana.  “En 2015 nació nuestro hijo y decidimos mudarnos a Jerusalén, en busca de aterrizarlo”, cuenta.

Luis dice que durante dos años estuvieron buscando ingredientes semejantes a los mexicanos, como maíz,  chile, tomates; así como la forma de nixtamalizar el grano para que adquiriera la consistencia y el sabor característico  que tiene la tortilla oaxaqueña.

Como parte de ese proceso, en 2016 la pareja viajó a la ciudad de Oaxaca para seguir conociendo nuevos procesos y formas de preparación de  alimentos, ahora con ingredientes israelíes. Además, aprovecharon para llevarse una máquina tortilladora.

Mientras la idea del restaurante en Israel se concretaba, Luis laboró en una panadería, a la vez que comenzaron a dar cursos de cocina mexicana a los connacionales radicados en ese país. Fue entonces que nació la idea de los tacos.

—Todo surgió a raíz de un ‘palomazo’, en 2017; unos amigos que tienen una cervecería nos invitaron a hacer tacos para ese lugar, con salsa, música, ambiente mexicano para transmitir un poco de nosotros.

Fue así como a inicios de 2018 comenzaron a buscar socios y nanciamiento; en marzo un arquitecto y un  diseñador adaptaron el local como una típica taquería oaxaqueña. A principios de julio, comenzaron a operar en un local en forma y la respuesta no se hizo esperar.

—Vimos la reacción de la gente, sí les gustó que hubiera algo diferente en Israel; costó trabajo para cambiarles la concepción de tacos, porque muchos lo asimilaban con los ‘burritos’ que hay en Estados Unidos, explica Desde el nacimiento de la taquería, dice el oaxaqueño, “los mexicanos se han dejado venir de  todos lados de Israel”  y “todo Jerusalén está hablando de Tacos Luis”.  —La tortilla se elabora ahí, se prepara todo con verduras frescas, hay totopos con guacamole, con salsa, adicionalmente se venden cervezas mexicanas, señala.

http://oaxaca.eluniversal.com.mx/especiales/29-08-2018/luis-el-chef-oaxaqueno-que-llevo-los-tacos-israel

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

AL INSTANTE

SIGUENOS EN FACEBOOK Y TWITTER

PAIS