ANÁLISIS

DETRÁS DE LA NOTICIA: 1 de 4 mexicanos no tiene qué comer; revolución por hambre

Alfredo Martínez de Aguilar

* Un pueblo con hambre y sed físicas, y por tanto urgido de justicia social, no entiende de miedo a morir o finalmente lo pierde al entender que cada día muere lentamente por falta de alimentos.

* Pedimos a los jefes y oficiales del Ejército y de la Fuerza Aérea hicieran llegar nuestra gratitud al General Secretario, Salvador Cienfuegos Zepeda, por el combate al hambre y la desnutrición.

Oaxaca, Oax.- Las frías cifras estadísticas aportadas como datos duros por la Directora del Banco de Alimentos de Oaxaca (BAO), Dulce Aragón García, con motivo de la XVI Colecta Anual Casa por Casa “Alimenta 2018”, son verdaderamente dramáticas y peligrosas en el mundo y en México.

Leer más...

LAS ELEGIDAS

Derrochó gobierno dinero de oaxaqueños en 2017

PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Sábado, 13 de Octubre de 2018 12:38

Datos del Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2017, elaborado por el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), arrojaron que el gobierno de Oaxaca gastó en distintos rubros como administrativo, comunicación social y procuración e impartición de justicia, más de lo que le fue presupuestado por el Congreso del estado.

Dicho estudio muestra la distancia entre el destino de los recursos asignados en los presupuestos estatales y la manera en que efectivamente se gastó el dinero público durante el ejercicio fiscal 2017, es decir, mide la armonización de la información sobre el ejercicio del gasto en las 32 entidades federativas y analiza la composición y variaciones del gasto a lo largo de los ejercicios fiscales.

 

En Oaxaca, durante 2017 el Poder Ejecutivo, que encabeza Alejandro Ismael Murat Hinojosa, rebasó en un 43 por ciento su gasto administrativo, según datos del IMCO la LXIII Legislatura le asignó el año pasado un presupuesto por seis mil 437 millones de pesos, pero al final la Secretaría de Finanzas reportó egresos por nueve mil 18 millones de pesos.

 

Lo que se traduce en que la administración estatal gastó dos mil 580 millones de pesos más de lo presupuestado en pago de nómina burocrática, material de oficina, insumos, entre otros, en este sentido, el IMCO señala que el gobierno de Oaxaca fue el segundo estado del país con el incremento más alto en pago de nómina, algo aberrante en un estado catalogado entre los más pobres de México.

 

Asimismo, la administración de Alejandro Murat rebasó en un 24.9 por ciento el recurso destinado a servicios personales, entre ellos, remuneraciones adicionales y especiales, que comprende pagos por años de servicios efectivos prestados, primas vacacionales, dominicales y gratificación de fin de año, horas extraordinarias, compensaciones, entre otras.

 

Otra irregularidad que se dio fue en el gasto en materiales de oficina, el cual se duplicó respecto al presupuesto que tenía asignado, con un incremento del 103.2 por ciento, que fue el sexto más alto de todo el país.

 

Estos comprenden materiales y suministros, equipos de oficina, impresión, materiales de tecnologías de información y comunicaciones, material impreso e información digital, material de limpieza, materiales y útiles de enseñanza, materiales para el registro e identificación de bienes y personas, entre otros.

 

Mientras, en el rubro se servicios generales que comprenden energía eléctrica, gas, agua potable, telefonía tradicional y celular, servicios de telecomunicaciones y satélites, Internet, servicios postales, arrendamientos, entre otros, el gobierno de Murat rebasó en 83.6 por ciento el presupuesto programado para todo 2017.

 

Otro de los datos irrisorios se dio en el rubro de procuración e impartición de justicia, ya que el presupuesto autorizado fue de más de mil 719 millones, ejerciéndose al último dos mil 846 millones, a pesar de ello, Oaxaca tiene uno de los peores sistemas de justicia en México, muestra de ello es que por pifias de la Fiscalía General del Estado y el Tribunal Superior de Justicia, han quedado impunes varios delitos que han trascendido a nivel nacional.

 

En cuanto a la comunicación social y vocería del gobierno estatal, cuyo titular es el originario de la Ciudad de México, Alfonso Martínez Córdova, se gastó 44 por ciento más de lo presupuestado que fue 266 millones de pesos, al final de 2017 se ejerció 384 millones 66 mil pesos, esta área ha sido fuertemente cuestionada por actores políticos, ya que en nada suma a la prosperidad de los oaxaqueños, sin embargo, sus gastos son extravagantes y carecen de transparencia.

 

Contrastante a los gastos millonarios del gobierno en rubros que tienen que ver con el funcionamiento del aparato burocrático, en el tema de inversión pública que está destinado a crear, incrementar, mejorar o reponer las existencias de capital físico de dominio público y de capital humano, con el objeto de ampliar la capacidad del país para la prestación de servicios y/o producción de bienes, se gastó menos de los autorizado.

 

En 2017 para este tema se destinaron más siete mil siete millones de pesos, de los cuales el Gobierno de Oaxaca ejerció solamente cinco mil 62 millones de pesos, es decir, un 28 por ciento menos de los estipulado, lo que habla de un desinterés del gobierno en atender las necesidades de los oaxaqueños.

 

“En la mayoría de los programas de austeridad de los gobiernos estatales se incluye la reducción de salarios a funcionarios de alto rango, así como límites a la contratación de personal. Sin embargo, dichas medidas no se traducen necesariamente en un ajuste a la baja del gasto en este concepto”, puntualiza el informe.

 

http://despertardeoaxaca.com/derrocho-gobierno-dinero-oaxaquenos-en-2017/

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

AL INSTANTE

SIGUENOS EN FACEBOOK Y TWITTER

PAIS